Expertos en biotecnología de la Oficina Europea de Patentes visitaron la USC

Un grupo de examinadores de la Oficina Europea de Patentes (EPO) visita estos días empresas e instituciones gallegas, entre ellas la USC. La delegación está encabezada por el director de área de biotecnología en la Haya, Enrique Molina Galán, al que acompañan otros dos examinadores de la ciudad holandesa y tres más de la oficina de Múnic.

La visita a la USC empezó en la Facultad de Biología con una sesión formativa sobre la patentabilidad de invenciones biotecnológicas que, organizada por el Centro de Innovación y Transferencia de Tecnología de la USC y BIC Galicia, trató de acercar conocimientos específicos de este campo a investigadores, empresarios y otros profesionales del sector. La apertura corrió a cargo del Vicerrector de Investigación de la USC, Francisco González García, acompañado por el director del Instituto de Derecho Industrial de la USC, Ángel Fernández-Albor Baltar, e del director asociado del CITT, José Luis Villaverde.

En la sesión se abordaron temas de gran actualidad y transcendencia en la creciente industria biotecnológica como la patentabilidad de secuencias génicas, proteínas, biomarcadores y anticuerpos. También se trató el controvertido campo de la patentabilidad de las células madre y el papel del Grupo Europeo de Ética (EGE) de la Comisión para evaluar los aspectos vinculados a la biotecnología. En la mesa redonda presidida por el catedrático de Derecho Mercantil y miembro de la Academia Europea de Patentes, José Antonio Gómez Segade, los asistentes se interesaron por cuestiones como la patentabilidad de plantas y animales modificados genéticamente.

En los siguientes días la delegación de la EPO visitará grupos de investigación de la Universidad de Santiago, el Parque Tecnológico de Galicia (Tecnopole) y empresas gallegas en el ámbito de la biotecnología en diferentes localidades de Galicia.

La EPO
La Oficina Europea de Patentes permite, con un único procedimiento, obtener un título de patente que puede ser validado en 37 países europeos, un mercado de 500 millones de habitantes. Esta institución, no perteneciente a la Unión Europea, se financia con las tasas de sus servicios y en ella trabajan 7.000 personas, de las cuales 4.000 son examinadores de patentes y, en particular, 260 en biotecnología. La mayor parte de las solicitudes de patente europea proceden de Estados Unidos (25%), e entre los estados miembros del Convenio de la Patente Europea destacan Alemania con un 18% de las solicitudes y Francia con un 6%, mientras que España no alcanza el 2 %.Facebooktwitterlinkedinmail

Comments are closed.