TIT es el nombre del primer ratón transgénico fruto del trabajo realizado por grupos de investigación del CIMUS

TIT tiene en su ADN un gen extraído a partir de una muestra humana de adecarcinoma de pulmón. Este gen tiene la capacidad de expresar una proteína, Tmeff», que se cree que está relacionada con varios tumores humanos. Esta proteína está apagada en el roedor y solo se enciende mediante otra que hace las veces de activador y que, a su vez, también está inactiva, ya que su actividad solo se inicia cuando se le induce con un agente externo, un antibiótico creado en Santiago.

Esta investigación ha sido desarrollada en los laboratorios de los grupos de investigación de Ciclo Celular e Oncoloxía, dirigido por Anxo Vidal, y del Grupo Galego de Investigaciones Oncolóxicas, que tiene como responsable a Fernando Domínguez Puente. Ambos están adscritos al Centro de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas (CIMUS) de Campus Vida.

El roedor que en apariencia en nada lo distingue de sus congéneres es el primer ratón transgénico diseñado y desarrollado íntegramente en Galicia, un hito tecnológico que permite a los investigadores utilizarlo como modelo para estudiar los factores que desencadenan el desarrollo del cáncer e identificar así posibles dianas terapéuticas a las que en el futuro puedan dirigirse nuevos fármacos.

Anxo Vidal ha subrrayado que es un ratón doblemente transgénico ya que contiene en el genoma de todas sus células copias extras del gen TMEFF2 bajo un promotor regulable que produce el activador (rtTA) sólo en el pulmón. Como el activador es inactivo en ausencia del antibiótico dioxiciclina, el ratón bitransgénicos es completamente normal, tiene el transgén apagado. Sin embargo, cuando a los animales se les suministra doxiciclina en el agua de bebida el activador se pone a funcionar e induce la expresión de Tmeff exclusivamente en el pulmón.

El ratón manipulado genéticamente sirve a los científicos para comprobar si la alteración del gen está relacionada con la aparición de tumores o si puede ser un elemento iniciador del cáncer, con lo cual podría utilizarse como una diana terapéutica aspecto que aún no se ha demostrado. Lo que sí se ha constatado es que el apagado o el encendido del gen tiene consecuencias en la diferenciación celular, ya que se produce un cambio de las células epiteliales (pulmón) a neuroendocrinas, que son las que dan lugar a tumores de células pequeñas.

 Facebooktwitterlinkedinmailby feather

Comments are closed.