La noticia de la semana…La USC y Campus Vida participan activamente en el diseño de la Estrategia de Especialización Inteligente de Galicia.

Galicia junto con los agentes socio-económicos del territorio se enfrentará a una tarea importante en este año 2013: trazar una Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3). La RIS3 pretende definir las prioridades estratégicas gallegas para el período 2013-2020 con el objetivo de provocar una transformación económica de la región basada en el conocimiento inteligente al mismo tiempo que dé respuesta a los principales retos y desafíos económicos, sociales y medioambientales a los que se enfrenta.

La RIS3 parte de la idea de que es necesario concentrar los recursos económicos y del conocimiento en una serie limitada de ámbitos o actividades particulares en los que se posea o se pueda desarrollar una masa crítica suficiente para ser competitivos a nivel internacional. No se trata de las tradicionales políticas top-down(dirigidas exclusivamente desde las autoridades públicas) sino que entraña un proceso de aprendizaje emprendedor, en el cual se trata de descubrir que es lo que un país o región puede hacer mejor en términos de I+D+I. Por eso, la Consejería de Economía e Industria, a través de la Agencia Gallega de Innovación (GAIN), puso en marcha un proceso interactivo en el cual participan todos los agentes del sistema de innovación, tanto de carácter público como privado, en la identificación de estos nichos particulares de especialización.

Las universidades se perfilan como elementos centrales en el proceso, y en particular en Galicia, la Universidad de Santiago de Compostela, líder en el país tanto en la producción del conocimiento como en la movilización de los recursos de I+D+i. La USC, a través de Campus Vida es un vector central de dinamización sobre todo en ámbitos de especialización emergentes ligados al ámbito de la salud así como a los sectores más tradicionales (alimentación, agricultura, gestión forestal, pesca y acuicultura). Por otro lado, la USC también asume de manera responsable su contribución a los importantes desafíos medioambientales y energéticos que afectan a Galicia y a su tejido productivo así como el desarrollo de un sector servicios donde el turismo y la industria cultural sean importantes dinamizadores del crecimiento económico.

Finalmente, cabe destacar también su aportación al desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) así como de la nanotecnología y nuevos materiales para su aplicación tanto a las actividades tradicionales como emergentes de Galicia.

Facebooktwitterlinkedinmailby feather

Comments are closed.