El futuro al microscopio… Nanoestructuras poliméricas para aplicaciones biomédicas

Conoce de primera mano cómo será el futuro. Nuestros investigaciones te presentan sus líneas de investigación más prometedoras encaminadas a mejorar la calidad de vida y a generar empleo, riqueza y desarrollo social y económico.

Hoy os presentamos un proyecto coordinado por Eduardo Fernández Megía, denominado Nanoestructuras poliméricas para aplicaciones biomédicas.

eduardo fernandezProyecto: Nanoestructuras poliméricas para aplicaciones biomédicas

Grupo de investigación: GI-1608 – Nanomateriales y moléculas bioactivas

Institución: CIQUS (Universidad de Santiago de Compostela)

Investigador principal: Eduardo Fernández Megía

El proyecto

El hilo conductor de nuestra investigación es la preparación, funcionalización y caracterización de materiales poliméricos con los que construir sistemas nanométricos con aplicaciones en biomedicina, transporte de fármacos y diagnóstico.

Entre estos materiales, los dendrímeros centran gran parte de nuestra atención. Son macromoléculas sintéticas que, a diferencia de los polímeros clásicos, tienen una forma globular y un tamaño controlado que les confiere propiedades físicas completamente diferenciadas.

Varios dendrímeros preparados en nuestro laboratorio han demostrado utilidad en terapia génica, como agentes de contraste en resonancia o interfiriendo en la agregación de péptidos y proteínas de relevancia para enfermedades como el HIV o el Alzheimer.

 Los resultados

Una de nuestras áreas de mayor actividad es la preparación de micelas que puedan ser empleadas tanto en el transporte de fármacos como en diagnóstico, obteniendo resultados que ya han sido patentados a nivel nacional e internacional.

Estamos también muy involucrados en el desarrollo de métodos más eficientes de preparación de dendrímeros, así como en el desarrollo de herramientas que nos permiten profundizar en el conocimiento de las propiedades de dendrímeros y polímeros.

Por último, el hecho de que los dendrímeros disponen de grupos funcionales en su superficie los convierte en potentes nano-herramientas de utilidad para el estudio de interacciones biológicas. Este trabajo, realizado en colaboración con Eva Muñoz (investigadora Parga Pondal), nos ha permitido ahondar en el conocimiento de las interacciones entre azúcares y proteínas, que son las interacciones típicamente involucradas en procesos como la fertilización o las etapas de reconocimiento de virus y bacterias.

Fase en la que se encuentra el proyecto

Este proyecto está en constante evolución e intentamos aprovechar las sinergias entre las distintas áreas, de modo que continuamente exploramos diferentes posibilidades y comenzamos nuevos proyectos que complementan tanto a las áreas de trabajo en curso como el conocimiento y experiencia de fases previas ya finalizadas.

Propiedad intelectual

Actualmente tenemos 2 patentes vinculadas a esta línea de investigación y que han sido a extendidas a Europa y EEUU.

Colaboradores

La naturaleza de un proyecto de este estilo requiere de una extensa red de colaboradores que compartiendo un interés común tengan capacidades complementarias; en nuestro caso, por ejemplo, grupos de investigación que prueben en células o in vivo la efectividad de nuestros sistemas.

En otras ocasiones son esos grupos los que nos contactan porque están interesados en nuestros sistemas o experiencia en la preparación de conjugados o nanosistemas a partir de sus propias proteínas, ácidos nucleicos o ligandos con el fin de mejorar su potencial utilidad biomédica.

Internacionalización

En este contexto tenemos colaboraciones activas y diversos acuerdos con numerosos grupos dentro y fuera de la UE, y por supuesto también en Campus Vida. Estamos trabajando para consolidar estas relaciones en el marco de proyectos de investigación conjuntos a nivel internacional.Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailby feather

Comments are closed.