El CiQUS participa en un nuevo proyecto europeo centrado en terapia génica no-viral

Un proyecto europeo dotado con 7 millones de euros explorará el uso de compuestos de origen natural para transportar sustancias al interior de  las células, prescindiendo así de virus modificados.

La terapia génica es una de las herramientas más prometedoras hoy en día en el ámbito de la nanotecnología aplicada a la medicina. La comunidad investigadora trabaja en su desarrollo para obtener un sistema seguro que permita transportar ácidos nucleicos al interior de células ubicadas en órganos específicos, con el objetivo de propiciar un efecto curativo o reemplazar un original dañado.

Uno de los elementos clave de esta innovadora estrategia son los nanotransportadores, una suerte de ‘vehículos’ nanométricos capaces de reconocer las células diana e internalizar el material genético. Desde un punto de vista terapéutico, hasta la fecha solo transportadores obtenidos a partir de virus modificados han sido capaces de conseguir este objetivo; no obstante, los riesgos de seguridad sanitaria asociados a la opción viral, así como sus costosos procesos de fabricación, siguen suponiendo un considerable obstáculo para el desarrollo de esta tecnología y, consecuentemente, un menoscabo para su aplicación en el tratamiento de enfermedades con grandes grupos de pacientes.

El equipo del Prof. Eduardo Fernández Megía trabajará en la química del proyecto ‘Endoscape’ (Foto: Andrés Ruiz / CiQUS).

‘ENDOSCAPE’, una vía de origen natural

Para salir de esta encrucijada surge la nueva plataforma tecnológica europea ENDOSCAPE, en la que participa el grupo de investigación del CiQUS Fernández-Megía Lab, dirigido por el profesor Eduardo Fernández Megía, junto a otros ocho grupos de investigación europeos y dos empresas.

La iniciativa, liderada por La Charité – Universitätsmedizin de Berlín, propone una nueva estrategia basada en el uso de compuestos naturales extraídos de plantas, de los que se sabe que facilitan el transporte de macromoléculas al citoplasma de las células, y cuya actividad ya ha sido demostrada en estudios preliminares in vivo.

El proyecto está financiado con cerca de 7 millones de euros a través del programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea para explorar durante los próximos 4 años una prueba de concepto de esta tecnología, con el propósito de que pueda ser aplicada en un amplio rango de enfermedades. En lo que respecta a la parte desarrollada en el CiQUS, el equipo del Prof. Fernández Megía será el responsable de diseñar, así como de ejecutar, la estrategia de bioconjugación entre los distintos componentes que conforman la nanomedicina.

La tecnología no-viral ENDOSCAPE se propone incrementar la eficacia terapéutica de los ácidos nucleicos, reduciendo así los costes y mejorando la salud de los pacientes, a la vez que pretende fortalecer la competitividad europea en este campo científico.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailby feather

Here's your chance to leave a comment!