Ciencia y Arte se dan la mano para proteger el patrimonio cultural

Un equipo de investigadores del CiQUS colabora con el CGAC (Centro Galego de Arte Contemporánea) en la búsqueda de información sobre el envejecimiento y la durabilidad de las esculturas de arte contemporáneo construidas a base de plásticos.

«Nemeas Lion» / Francisco Leiro

La obra de Leiro ha permitido analizar las principales causas de degradación de la resina epoxi. / Xunta / CGAC / F. Leiro

Las obras de arte realizadas con plásticos (más concretamente, con polímeros sintéticos) representan una parte muy importante de las colecciones de arte contemporáneo y moderno en todo el mundo. Durante mucho tiempo se creyó que este tipo de obras eran muy estables, pero numerosas investigaciones recientes han mostrado una realidad completamente distinta, confirmando su envejecimiento prematuro. Tanto es así, que en colecciones como las que se conservan en museos de arte moderno como el CGAC (Centro Gallego de Arte Contemporáneo), algunas obras han empezado el proceso de degradación mucho antes de lo previsto, llegando casi a desintegrarse.

Prevenir es mejor que curar

La revista científica «Polymer Degradation and Stability», en un número especial dedicado a la utilización de materiales poliméricos en el ámbito artístico, y el libro «Science, Technology and Cultural Heritage», centrado en la protección del Patrimonio, recogen los resultados de un trabajo realizado íntegramente en el CiQUS, que ha tratado de identificar de antemano aquellas obras con mayor riesgo de envejecimiento precoz con el objetivo de prevenir su degradación prematura.

Tomando como modelo la escultura Nemeas Lion, de Francisco Leiro, los científicos abordaron el trabajo de prevención identificando en primer lugar el material plástico utilizado por el artista: la resina epoxi. Posteriormente, el estudio de las propiedades químicas de esta resina industrial –de uso frecuente en la reparación de embarcaciones- permitió predecir su degradación y, consecuentemente, la durabilidad de la obra en su conjunto. Como resultado de estos análisis, los investigadores demostraron que uno de los principales defectos que presenta el material es su rápido amarillamiento, algo que se pudo constatar tanto durante el estudio del material usado por Leiro como, en menor medida, en otras obras de la colección del CGAC.

«Nemeas Lion» / Francisco Leiro

El amarillamiento es una de las principales consecuencias del envejecimiento prematuro. / Xunta / CGAC / F. Leiro

El objetivo último del trabajo ha sido el de facilitar la conservación preventiva mediante el apoyo a la labor de preservación y restauración de la colección del museo. En el caso específico de la obra de Leiro, el asesoramiento científico consistió en sugerir que se limitara la exposición de la escultura a factores ambientales de riesgo que acelerarían su envejecimiento y cambio de color, como son su exhibición en el exterior o en interiores sin aire acondicionado; asimismo, se recomendó también que la obra fuese almacenada en condiciones muy estables, con poca humedad, y temperaturas cercanas a los 0°C.

Las conclusiones de este estudio, en el que han participado los investigadores del CiQUS Yolanda Rodriguez-Mella y Marina Nieto-Suarez, con la colaboración de Thaïs López-Morán (responsable del Departamento de Restauración y Conservación del CGAC) bajo la dirección del investigador principal del grupo de polímeros del CiQUS Massimo Lazzari, no sólo tienen valor científico y artístico, sino también económico y social, ya que preservar el estado óptimo de las obras supone también salvaguardar la inversión económica que supone su adquisición, financiada en muchos casos con fondos públicos (como sucede en el caso de Nemeas Lion, cuyos derechos ostenta la Xunta de Galicia).

Facebooktwitterlinkedinmailby feather

Here's your chance to leave a comment!