Reconocen al investigador del CiTIUS Alejandro Ramos con un nuevo premio nacional de investigación

Impulsados por la Sociedad Científica Informática de España (SCIE) y la Fundación BBVA, los nuevos galardones destacan la «creatividad, originalidad y excelencia» de los jóvenes doctores menores de 30 años.


«Lo más bonito que ha pasado con mi tesis es que ha adquirido una dimensión de utilidad real». Alejandro Ramos Soto no ocultaba su alegría al recibir la noticia: el jurado reconocía al investigador postdoctoral del CiTIUS como uno de los seis doctores distinguidos a nivel nacional en la I Edición de los Premios de Investigación Sociedad Científica Informática de España-Fundación BBVA.

Dirigidos a jóvenes doctores menores de 30 años que hayan desarrollado su tesis en una universidad o centro científico de España, los nuevos galardones pretenden servir de estímulo a su labor, reconociendo públicamente la calidad de sus trabajos y poniendo en valor «su creatividad, originalidad y excelencia».

Un nuevo paradigma

Alejandro Ramos se doctoró en Tecnologías de la Información el pasado mes de diciembre, tras defender con éxito su tesis desarrollada lo largo de los últimos años en el Grupo de Sistemas Inteligentes del CiTIUS.

La principal contribución del trabajo es que, por primera vez, se han aplicado teorías de conjuntos borrosos (o fuzzy sets) al ámbito de las tecnologías de traducción automática de datos a texto (Data-To-Text technologies – D2T); un nuevo paradigma que ha ofrecido como resultado un sistema capaz de convertir automáticamente a lenguaje natural los datos numérico-simbólicos utilizados por MeteoGalicia, la agencia meteorológica gallega.

Así, la herramienta GALiWeather –que acumula ya más de 13 millones de visitas online– ‘traduce’ diariamente la previsión meteorológica para los 314 municipios de la comunidad de una manera flexible y precisa, atendiendo a los matices de un modo muy similar a como lo haría un experto humano.

La tesis ha supuesto también una aportación científica muy relevante en el ámbito teórico, ya que por primera vez propone la colaboración de dos disciplinas que tradicionalmente no habían trabajado de manera conjunta: la inteligencia computacional (más concretamente, la lógica borrosa) y la generación de lenguaje natural (Natural Language Generation – NLG). «Tienen un potencial de relación que hasta la fecha no se había aprovechado», afirma Alejandro Ramos. El trabajo ha abierto una línea de colaboración internacional con la Universidad de Aberdeen (Escocia), a la que se incorporará próximamente el Instituto de Lingüística de la Universidad de Malta.

Apoyar la excelencia para retener el talento

«España no puede quedarse atrás a la hora de aportar innovación a la era digital. Hay mucho talento, y tenemos que aprovecharlo». Así de convencido se mostraba Antonio Bahamonde, presidente de la federación que agrupa a las ocho sociedades científicas creadas en torno a las distintas áreas de ingeniería informática: la Sociedad Científica Informática de España (SCIE). «Asistimos a momentos de grandes retos para las Tecnologías de la Información, tenemos que apoyar la investigación de excelencia», asegura.

Por su parte, el presidente del jurado Francisco Tirado Fernández, catedrático de Arquitectura y Tecnología de Computadores en la Universidad Complutense de Madrid, ha resaltado la alta calidad de las candidaturas y la diversidad de áreas concurrentes: «estos premios contribuyen a identificar y dar visibilidad a jóvenes investigadores excelentes», afirma. Y señala especialmente el impacto que pueden tener en la carrera de los jóvenes científicos: «en el momento actual este reconocimiento puede ser muy importante, teniendo en cuenta el riesgo de que el ámbito académico español no pueda acogerlos, debido a las dificultades a las que se enfrentan hoy universidades y centros de investigación para ofrecer plazas estables», sentencia.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailby feather

Here's your chance to leave a comment!